Recetas de caza, jabalí, corzo, perdiz, conejo – Cocinando Caza

Receta de tortilla vaga de setas silvestres

La tortilla vaga como su nombre indica, es para no matarse en la cocina, ni ser un experto en dar la vuelta a la tortilla tradicional francesa, con un plato,  con la espumadera o ese instrumento que venden para, eso… Dar «la vuelta» sin derramar nada y poner la cocina de aquella manera. Ni tan siquiera para estar más de diez minutos preparando esta delicia, tan anárquica, como variada. Porque puedes poner encima lo que te plazca, el o los ingredientes de mercado, que tengas a mano.
En este caso y como estamos en plena temporada de setas silvestres, me pareció divertido hacer esta sencilla y deliciosa tortilla, con setas silvestres.
Pero ya tengo mi cecina de corzo curada en la nevera, para preparar una tortillita vaga con caza y alguna seta, o con esa cecina de corzo de la que te hablo, y queso, cebolla caramelizada…O con la cecina de caza, unas patatas confitadas o de bolsa (pero de las buenas) y pimientos de Padrón o unas piparras… Ufff…
Bueno os cuento la receta que me pierdo…

Tortilla «vaga» de setas silvestres

  • Dos huevos de gallinas en libertad controlada. (Los míos del gallinero de mi suegra, dos huevos por persona)
  • Un puñadín de setas silvestres variadas. (B. edulis, C. cibarius, R. cyanoxantha, F. hepatica, L. deliciosus, M. oreades «deshidratadas»)
  • Un diente de ajo laminado
  • Unas hojas de orégano fresco y unas hojas de tomillo limón
  • Un toque de sal
  • Un poquito de aceite de oliva (variedad arbequina)

Elaboración:

Es tan sencillo como batir un par de huevos, como si fuésemos a hacer una tortilla francesa, cuajada en la sartén, más o menos, tu eliges… Eso si, solo por un lado, sin dar la vuelta.
Antes tendremos bien limpias las setas, unas poquitas, laminamos no muy gruesas y las salteamos con un poquito de aceite de oliva, ajo laminado y una guindilla cayena o un toque de pimienta negra si no te gusta que suba mucho el picante. Las senderuelas (M. oreades), que tenemos deshidratadas las hidratamos un rato antes en agua caliente y añadiremos al salteado de setas junto con el resto. unos cinco minutos a fuego medio.
Sacamos la tortilla a un plato y colocamos las setas por encima, añadimos un poco de orégano fresco o seco, un toque de sal y en este caso, rompí unas hojitas de tomillo limón, para decorar y aromatizar, pero puedes poner las hierbas frescas que tengas a mano, y un chorrito fino de aceite de oliva para rematar el plato. Listo para comer.
¿Sabes quién puso de moda  esta divertida tortilla tan lejos de la tradicional tortilla de patatas «cuajada» y entre medias de la tortilla de patatas estilo Betanzos ahora tan de moda, y que tiene ese «punto líquido»?
Seguramente ya lo hayas adivinado, Sacha Hormaechea, fue quién puso de moda esta sencilla receta en su restaurante Botillería y Fogón Sacha.

(..)Yo tengo madre gallega y padre catalán de origen vasco, pero yo nací en Madrid, algún defecto debía de tener. Pero lo que me gusta es Euskadiz, que es el propio país que me hice para poder ser de todos los sitios. Al final uno es de donde le da la gana. Me encantaría tener amigos que fuesen mi familia, y familia que hubiesen sido mis amigos, incluso para odiarlos”.

Sacha no es un ‘bistrot’, esto está llevado a nuestros terrenos, a nuestra canallería, al folclorismo de diversión. Esto es una botillería, un fogón. Y sería, como dirían los antiguos, una taberna ilustrada. Un lugar donde reunirte con la gente que te apetece. Porque esto no es un restaurante. Es un lugar donde la gente te ayuda a no perder el tiempo. Y si acaso consigues que alguien lo gane, fantástico”.

Me definiría sin poner la palabra chef, eso se lo dejo a los buenos. Dejaría que los demás opinasen de mí. A veces puedo parecer incluso un gilipollas, y seguramente lo sea. Lo de cocinillas ilustrado no me molesta, porque no podemos tener ningún miedo a decir que intentamos ser cultos. Se premia el desconocimiento, y eso es deleznable. Vivimos en una sociedad donde todo o casi todo ofende”. SOBREMESA.ES