EscabechePerdizTus Recetas

Receta de perdices escabechadas en conserva

La perdiz se presta de maravilla a la elaboración de ricos escabeches y multitud de recetas deliciosas.

Esta receta de  Julio Garcia no podrás evitar incluirla en tu recetario.

Perdices escabechadas en conserva

Perdices escabechadas en conserva

Ingredientes:

  • 1 perdiz
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 8 granos de pimienta
  • 1 clavo de olor
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cucharadita de tomillo
  • sal
  • vino blanco
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • vinagre.

 

Elaboración

Trocea en cuatro la perdiz e introdúcela en el bote, junto con la cebolla cortada, la zanahoria en rodajas, los ajos golpeados, el laurel, pimienta, tomillo, comino y sal.
Llena hasta la mitad de vinagre, cierra el bote y agítalo para que se repartan las especias. Después termina de llenarlo con el aceite. Vuelve a cerrar y voltea varias veces hasta que todo el aire vaya arriba. Abre el bote y termina de llenar hasta el borde con un poco de vino blanco.
Cierra muy fuerte la tapa e introdúcelo en una olla con agua fría. Llévalo a ebullición 1 h y 1/2.
Aparta del fuego y deja el bote dentro del agua, no lo saques, déjalo hasta que esté el agua fría.

Receta de perdices escabechadas en conserva

También te puede interesar: Receta de escabeche de jabalí

MUY IMPORTANTE:

El método de envasado para hacer nuestras conservas caseras es relativamente sencillo, pero hay que tener muy en cuenta pequeños detalles y algunos conceptos fundamentales. Aunque es un procedimiento totalmente seguro si se realiza correctamente, es importante seguir una serie de pasos, unas medidas de higiene y esterilización estrictas y conocer algún pequeño concepto sobre la acidez de los alimentos y las potenciales toxinas que pueden desarrollarse para que nuestras conservas queden perfectamente herméticas, asépticas y salubres y no presenten ningún tipo de riesgo de contaminación, por mínimo que pudiera ser.

(…)

En primer lugar, los tarros deben ser de un cristal lo suficientemente grueso para soportar las temperaturas a las que se le va a someter, mientras que sus dimensiones deben estar adaptadas al tipo de alimento que vamos a almacenar.

No hay ningún problema en reutilizar los frascos de las conservas industriales que hemos comprado en el supermercado. Lo que sí puede presentar un riesgo es reutilizar sus tapas.

SIGUE LEYENDO: COCINILLAS