ChacinasCorzoMis Recetas

Receta de tosta del peregrino con setas, quesos y cecina de corzo

Nombres vernáculos

Esta receta de Tosta del peregrino con setas, quesos y cecina de corzo, es un cariño a mi  muy buena amiga  Chus@chusnenalinda que cocina como los ángeles, a quién tengo muchas ganas de volver a ver, pero esto del covid nos lo impide ( No quiero hablar de esta ruina, que nos tiene medio loc@s, tristes y muy preocupados. No solo es salud, es la ruina cuando te prohíben trabajar.)

Bueno a lo que íbamos, Chus en su blog  SIGUIENDO A NENALINDA hace un tiempo compartió su receta de «empanada de cecina con pimientos asados y quesos» en una deliciosa masa con harina de castaña. Si te digo que está rica, te miento!!! Está como bien dice ella «De muerte relenta no… Lo siguiente… Palabrita🤤👌 😉»

Así que como andábamos en plena campaña de castañas, nos pusimos manos a la obra. Como hacer harina de castaña, te lo cuento rápido en otra ocasión, para no alargar en exceso.

La harina de castaña casera o comprada, con esta receta base para empanada, la vas a utilizar mucho.

Esta es mi interpretación, a la recetaza de Chus, que espero que os guste.

Tosta del peregrino con setas, queso y cecina de corzo

Ingredientes masa al momento, receta de Chus del blog SIGUIENDO A NENALINDA:

  • 150 Gr de harina de castañas
  • 500 Gr de harina aproximadamente
  • 1 vaso de leche (130 ml)
  • vino blanco (130 ml)
  • aceite de girasol (130 ml)
  • 1 huevo
  • sal, un pellizco

Ingredientes del relleno para la tosta del peregrino:

  • 300 gr de setas variadas. (Russula cyanoxantha, hydnum repandum
     
    Laccaria amethystina ) Si no tienes setas silvestres, con las de cultivo queda realmente rico, unos champiñones Portobello, unas setas de cardo, unas setas variadas congeladas o en conserva, nos sacan del apuro, sin perder el toque de la receta)
  • Dos dientes de ajos laminados
  • Aceite de oliva
  • Una guindilla cayena. Si no te gusta el picante, no la pongas
  • 100gr de Cecina de corzo curada en la nevera
  • Una pizca de pimentón de la Vera
  • Medio puerro (la parte blanca, cortada en juliana) o media cebolla
  • Para decorar, unas hojas de ombligo de venus, Umbilicus rupestris ( no te pierdas en el enlace los Nombres vernáculos )
  • Quesos de la tierra, en mi caso un queso de tetilla ahumado San Simón y queso azul mezcla Prestes
  • Sal al gusto ( En este plato si no se la pones, mejor que mejor)
  • Yema de huevo batida o un poquito de leche para pintar la masa al hornear

Preparación:

Para empezar en una sartén con un chorrito de aceite de oliva, salteamos los dos dientes de ajo y la cayena cortada en trocitos, seguidamente echamos el puerro o cebolla en juliana, salteamos un par de minutos y añadimos nuestras setas. Dejamos que saltee el conjunto unos minutos y reservamos.

Cortamos unos taquitos de nuestros quesos Gallegos, el toque ahumado del San Simón y el suave picante del azul de Prestes, le da un toque especial y reservamos. En esta receta puedes utilizar los quesos de tu zona, los que más te gusten. Tosta del peregrino con setas queso y cecina de corzo

Sacamos nuestra cecina de corzo de la nevera, o del plástico de vacío si es como la tenemos guardada, de esta forma al vacío, se puede congelar para que no se nos seque en exceso dentro de la nevera. La idea es sacarla a temperatura ambiente, para poder cortar lonchas finitas. En la página de Facebook lo he contado varias veces, si el trozo de cecina te quedó excesivamente curado, duro. No te preocupes se puede recuperar en un par de días y si no lo dices, nadie sabrá que estaba como un ladrillo. Envuelve la pieza en una tela de hilo ( no deja restos de fibras) ligeramente humedecido en agua y devuélvela a la nevera, en un par de días o tres está lista para poder cortar a cuchillo sobre la tabla, deliciosas lonchas finitas.

LLEGA EL MOMENTO DE METER LAS MANOS EN LA MASA

Para preparar nuestra «Receta de tosta del peregrino con setas, quesos y cecina de corzo», ponemos mas de la mitad de las harinas en un bol amplio, hacemos un hueco en el centro y añadimos el aceite, el vino blanco la leche, un poco de sal y el huevo. Podemos remover con una espátula o con la mano.

Vamos mezclando todos los ingredientes, hasta que se hayan integrado bien.  Añadimos el resto de la harina que teníamos reservada y seguimos removiendo con fuerza para que se integren todos los ingredientes.
Cuando empecemos a obtener una masa compacta, la colocamos sobre una superficie lisa, ligeramente enharinada.
Seguimos amasando hasta que la masa no se pegue a las manos. Amasas cinco minutos, dejas descansar un rato, vuelves a amasar y así tres veces. No me dirás que no es súper fácil!!!

En pocos minutos tienes una masa elástica y muy manejable que no hace falta dejar reposar para su uso.

Momento que aprovechamos para dar forma a nuestra tosta del peregrino.

Ayudándonos de un patrón que habremos hecho minutos antes con un folio, recortaremos como si fuera una suela de zapato. No te olvides de las dos piezas de nuestra sandalia del peregrino y de la trenza que sujeta nuestra «tosta calzado». Una vez que tengamos todas las piezas de pasta cortadas, las colocamos sobre un papel sulfurizado en la bandeja de horno. Si no quieres complicarte con las formas, corta unos rectángulos con la masa bien fina. Pinta la elaboración con yema batida o un poco de leche. Horneamos unos 20 minutos a 200ºC con el horno precalentado. Sacamos y rellenamos con el salteado de setas, los quesos y la cecina. Además de sencillo y original está de vicio.

Y si eres más tradicional, haz una empanada.  Separa en dos partes la masa, estira, rellena, pinta y hornea. Al ser un poco más grande tardarás uno 5 o 10 minutos más.

 

En la foto de portada, el plato está del revés. La cocina y sobre todo con #CarneDeCAZA es tan divertida que incluso nos da pie para ser originales a la hora de su emplatado. ¿Te atreves?

También te puede interesar: Receta de conejo al estilo de Antonio Doce