ConejoEscabecheTus Recetas

Receta de conejo de campo escabechado

 

«Conejo de campo escabechado»

En esta receta, el escabeche, y en especial el zumo de naranja, hace que el conejo resulte más tierno, jugoso y sabroso.

Ha llegado el otoño, y con él la temporada de caza. Por ello, vamos a deleitarnos con un plato muy propio de estas fechas: el conejo escabechado.
Una de las ventajas que presenta esta receta es que el conejo puede permanecer varios días en el frigorífico, ya que, en realidad la antigua técnica del escabeche surgió como una alternativa para la conservación de los alimentos.

Un plato ideal para comer en el monte o en plato fino. La carne de caza es fácil de cocinar, siempre que elijamos la técnica o receta apropiada a cada pieza.

Ingredientes:

  • Un conejo limpio y troceado (Si no dispones de una pieza de caza, puedes hacer la misma receta con uno de granja, perdemos sabor, pero la carne de conejo es siempre deliciosa, especie cinegética. Baja en grasas y altamente proteíca)
  • Sal
  • 2 cebollas blancas
  • 2 zanahorias
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 3 hojas de laurel
  • La cáscara de una naranja (Sin la parte blanca, que amarga, ayudaté del pelador de patatas)
  • La cáscara de un limón (No lo olvides, la parte blanca de los cítricos, amargan)
  • 1/2 vaso de vinagre de sidra (Puedes utilizar el vinagre que más te guste, de manzana, de jerez…juega con la receta)
  • 1/2 vaso de vino blanco seco (El de tu zona, para cocinar siempre aconsejamos que el vino a utilizar es el que te tomarías en copa)
  • 1 vaso de aceite de oliva (Utiliza un aceite de oliva suave, tipo hojiblanca, arbequina. Pero siempre un oliva virgen)
  • 1 vaso de zumo de naranja natural, recién exprimido.
  • 1 cucharadita de pimienta negra en grano.

Así lo cocinamos:

En primer lugar, salpimenta los trozos de conejo y dóralos con un poco del aceite de oliva a fuego vivo y en una cazuela baja. Una vez estén bien dorados, retíralos y resérvalos.

En la misma cazuela donde hemos dorado el conejo, sofríe la cebolla cortada en juliana, la zanahoria pelada y laminada y los dientes de ajo enteros y sin pelar, (en camisa). Añade también el laurel, los granos de pimienta y las cáscaras de los cítricos.

Sofríe bien, y cuando la cebolla esté pochada, vierte los líquidos, es decir: el resto del aceite, el vinagre, el vino blanco y el zumo de naranja.

Introduce el conejo de nuevo en la cazuela, pon la tapadera y cocina a fuego suave durante 30/45 minutos.
Transcurrido este tiempo, retíralo del fuego, deja que se temple y, en la misma cazuela, guárdalo en el frigorífico durante 24 horas.

 

SEVILLA.ABC.GURME