CorzoLomoTus Recetas

Receta de tataki de lomo de corzo

Hace unos días nuestra amiga Anna Trull Marlès, @de_veciana, nos hacía salivar con esta delicia con carne de caza en instagram, un «Tataki de lomo de corzo»»Tataki de llom de cabirol», impresionante.

¿Que es? «El Tataki (Japonés: «apilado» o «distribuido en piezas»), denominado también tosa-mi».

El tataki es una técnica de cocinado que consiste en sellar a la plancha o a la brasa cortes de pescado o de carne, ya sea o no marinado. Esta técnica surgió cocinando mayoritariamente el pescado pero actualmente también se cocina con rodajas de carne.

Lo primero que hay que saber es la técnica de corte y es que el tataki se reconoce fácilmente en un emplatado por la forma que adopta, gracias a la técnica de sashimi, (forma de pez).

Pero lo que caracteriza a esta receta es la forma de cocinado y es que primero se marca en la plancha teniendo en el exterior un aspecto cocinado mientras que en el interior se quedaría crudo.

Tataki de lomo de corzo

Ingredientes:

  • Un lomo de corzo
  • Un vaso de salsa de soja
  • Aceite de oliva virgen AOVE
  • Dos zanahorias terciadas
  • Medio puerro (solo la parte blanca)
  • Media cebolla (si no tenemos a mano puerro)
  • Dos dientes de ajo pelados
  • Jengibre rallado

 

Elaboración:

Comenzamos marcando el lomo de corzo por todos los lados (antes de eso, nos aseguraremos de que esté limpio de cualquier telilla, que pueda contener la carne, debe quedar limpia completamente). Una vez tengamos marcado nuestro lomo, un par de minutos por cada lado, es suficiente.

Seguidamente ponemos a macerar nuestro lomo de corzo, en una fuente, en la que pondremos la salsa de soja, más o menos un vaso de salsa de soja, el aceite de oliva, nuestra amiga nos cuenta que utiliza un aceite de zona, en este caso un aceite  Can Gibert de Sant Genís  del  Moli d’Oli Can GIbert que está francamente bueno.

A nuestra marinada, añadimos unos trocitos de zanahoria, unos trocitos de puerro o  de cebolla si no tenemos, los dos ajos pelados y majados en el mortero. Y un poco de jengibre rallado para finalizar.

Dejamos tapado con papel film  dentro de la nevera unas horas, dando varias vueltas al lomo de corzo, para que quede completamente marinado, por todos los lados.

Nuestra amiga, nos dice, que ella lo deja durante toda la noche, macerando. Media hora antes de comer esta delicia, sacarlo para que se atempere el interior, (ese es un detalle muy importante, no hay cosa más molesta que al comer, la carne esté más fría en el interior), cortar y comer.

Esta receta la puedes hacer sin necesidad de pasar el lomo por la sartén, para marcarlo. En esta ocasión, nuestra amiga nos confesó, que a ella se le pasó, aún así queda delicioso.

Indispensable para disfrutar de este platazo, buena compañía y un buen vino.

Puedes jugar con la receta y añadir desde semillas de sésamo recién tostadas, a unos hojas de lechuga o decorar con cebollino. Tal cual está enamora, pero como siempre decimos, cocinar caza es tan fácil, que sacará al cocinero que llevas dentro!!!

 

También te puede interesar: Cecina de corzo, curada en la nevera