CiervoJabalíPatoTus Recetas

Receta de cocido a la portuguesa con carne de caza

Se puede hacer un rico cocido a la portuguesa usando carne de caza como nos propone nuestro compañero Feliz Matos

Cocido a la portuguesa con carne de caza-Cozido à portuguesa

Ingredientes:

  • 200 g de venado (pescuezo)
  • 1/2 pato
  • 1 trozo de lacón de cerdo
  • 200 g de carne de jabalí (morcillo, costilla…)
  • 1 Alheira de caza
  • Longaniza farinheira blanca
  • Morcilla (Morcela o chorizo de sangre, como en España, cada zona tiene la suya)
  • Longaniza de cerdo negro ( chorizo portugués)
  • 4 Patatas grandes
  • 1 Nabo
  • 4 Zanahorias (cenouras)
  • 1/2 repollo, o col portuguesa (couves) o corazón
  • 1 cebolla

Para acompañar las carnes y verduras de este delicioso, cocido portugués:

  • Acompaña frijoles blancos cocidos, hervidos en agua, con vegetales y arroz blanco hervido o al horno.
    Cozido à portuguesa

Preparación:

Poner a remojo la legumbre, 24 horas. Cocer en agua fría, a la que habremos añadido una hoja de laurel, sal al gusto,  media cebolla, un par de clavos de olor, un trozo de apio y dos zanahorias, durante hora y media en cazuela tradicional, unos 45 minutos en olla rápida.

El arroz al horno a la portuguesa Pincha en el nombre.

Elaboración:

Comenzamos poniendo todas las carnes a cocer con la cebolla, 1 hoja de laurel y pimienta negra, durante unas dos horas en cazuela tradicional. Pasado ese tiempo que las carnes ya están prácticamente cocidas, colocamos todas las verduras junto a las carnes y a la media hora más o menos, colocamos las longanizas, excepto la alheira y la farinheira blanca, dentro de la olla. Estas hay que darlas más cariño, a mi me encantan a la brasa y añadidas al cocido, pero las puedes poner solo cocidas, eso si teniendo la precaución para que no se rompan, te lo cuento más abajo.
Transcurrido el tiempo de cocción necesario, escurrimos y reservamos.
Es imprescindible que en nuestra olla, nunca nos quede la carne sin cubrir de caldo, si falta añade agua. Rectificamos de sal antes de servir.
Cuando las patatas estén casi cocidas, añadimos la harinera y la farinheira blanca,  atravesadas por palillos para que no estallen o se rompan. No te lo he contado aunque están enlazadas dónde te lo explican perfectamente, estas dos elaboraciones son de origen judío, por su religión no podían comer carne de cerdo, pero querían permanecer en su casa, en Portugal. Este tipo de embutidos, era una forma de «engaño» y una auténtica delicia para el paladar. Tengo pendientes un par de recetas de Alheira de caça, que como te contaba más arriba, a la parrilla está de vicio.
Servir acompañado de arroz blanco y un buen tinto alentejano  y la mejor de las compañías que puedas.

También te puede interesar: Receta de Cocido de caza